En septiembre de 2019 se cumple un año del inicio de la 64° Legislatura del Congreso de la Unión en México (2018-2021). Y, aunque falta poco menos de un mes —y la Comisión Permanente seguirá reuniéndose—, es muy probable que ni diputados ni senadores lleven a cabo más sesiones durante este primer año. Esto permite hacer un corte de caja sobre lo que han hecho nuestros legisladores.

Particularmente en este texto se analizan diferentes aspectos de las votaciones (nominales plenarias) de los diputados. Nominales en tanto que, a diferencia de las económicas (i.e., mano alzada), generan un registro individual; plenarias porque ocurren en asamblea general (no en comisiones), y; de diputados ya que su página de internet permite acceder a los datos de manera más sencilla que la del Senado. La intención es explorar cuestiones generales e implicaciones de una de las funciones más importantes de los legisladores en las democracias modernas: expresar sus preferencias en las decisiones colegiadas que se toman en la asamblea. Sobre todo, en el contexto mexicano actual en el que, por primera vez desde 1997, el partido en el gobierno tiene, por sí solo, la mayoría simple en el congreso.

Ilustración: Víctor Solís

Cuánto se vota

De septiembre de 2018 al 25 de julio de 2019 ha habido 165 votaciones nominales plenarias en la Cámara de Diputados.1  ¿Son muchas o pocas? El promedio histórico —de 1998 a la fecha— es de 188; el promedio histórico del primer año de un nuevo gobierno federal —2000, 2006, 2012— es de 117. Por lo que se podría considerar que la cifra no es baja, aunque se esperaría que crezca en los próximos dos años de la legislatura y que, en la segunda mitad del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, aumente aún más.

Número de votaciones, Cámara de Diputados de México (1997-2019)

Qué se vota

El pleno de la Cámara de Diputados puede votar diferentes ítems legislativos en modalidades diversas (i.e., votación en lo general o en lo particular para artículos reservados). Además de dictámenes (elaborados por las comisiones correspondientes), se puede someter a la consideración de la asamblea general proposiciones con punto de acuerdo (si se dispensa el trámite), minutas enviadas por el Senado (si se dispensa el trámite) y acuerdos de órganos internos, entre otros. Sin embargo, los dictámenes son el producto más votado. Pero lo que “contiene” un dictamen puede variar. En lo que va de la 64º Legislatura, como ha sucedido en el pasado, el tipo de dictamen votado más común es aquel que pretende modificar una ley. Le sigue el dictamen que propone una conmemoración. La legislatura en turno, por ejemplo, ha aprobado varios dictámenes de la Comisión de Gobernación y Población —presidida por una diputada de la bancada de MORENA— para que 2019 sea el “Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata”, que el 7 de febrero sea el “Día Nacional de la Vivienda”, que el 21 de septiembre sea el “Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional Mexicano”, que el 17 de agosto sea el “Día Nacional de las Abejas”, entre otras. En tercer lugar, están los acuerdos que combinan tanto las proposiciones con punto de acuerdo como los acuerdos de órganos internos. Del total de votaciones importa recalcar que solo 2% han sido para generar algún cambio constitucional.

Tipos de ítems legislativos votados, Cámara de Diputados (64º Legislatura)

Cómo se vota

Históricamente la mayoría de lo que se vota en el pleno del Congreso en México se aprueba. En la 64º Legislatura esto no es la excepción. Salvo contadas votaciones, que se detallan más adelante, todo se ha aprobado en la instancia plenaria. No solo la tasa de aprobación es alta, sino que también ha habido una considerable unanimidad. En promedio, desde la 57º Legislatura hasta la actual, cerca del 50% de lo que se vota en el pleno de la Cámara de Diputados, se aprueba con consenso absoluto. En lo que va de la 64º Legislatura, esta cifra es del 40%. Lo anterior podría sugerir que, a pesar de que la abrumadora mayoría de productos legislativos son aprobados, hay más disenso en esta que en las legislaturas pasadas.

Votaciones unánimes, Cámara de Diputados de México (1997-2019)

Desagregando por votos individuales, se valida por qué la mayoría de las votaciones son en sentido positivo y, cerca de la mitad, se aprueban por unanimidad. Y es que, de los 88,371 votos individuales que se tienen registrados, casi todos los votos de los diputados suelen ser a favor, le siguen las ausencias y los votos en contra. Como se ve en la siguiente gráfica, en la actual legislatura, con una cifra cercana al 80%, se registra el mayor porcentaje de votos individuales a favor, lo que podría deberse a la existencia de una mayoría absoluta de los diputados de la coalición gobernante —algo que no se veía desde que se tiene registro de estos datos.

Tipo de votos individuales, Cámara de Diputados de México (1997-2019)

En esta legislatura, por su parte, hay grupos parlamentarios más “contreras” que otros. Como sería intuitivo pensar, los de la coalición gobernante, MORENA-PES-PT, son, en ese orden, los que más votan a favor de los dictámenes que llegan al pleno, con un porcentaje agregado aproximado del 80% (llama la atención que, aunque no en gran magnitud, los del PES se abstienen más y los del PT faltan más). Por su parte, los que, en promedio, más se oponen en las votaciones son los de la bancada del PAN (16% de los votos de sus integrantes han sido en contra), seguidos del PRD (cifra similar) y el PRI (13%). Los diputados que más abstenciones registran, con 2%, son los de Movimiento Ciudadano. Y, los que más se ausentan, además de los legisladores Sin Partido (SP) son los del PVEM, ambos con un porcentaje del 20%. Los que menos se ausentan, con solo el 10%, son los legisladores de MORENA.

Tipo de votos individuales, Cámara de Diputados de México (64º Legislatura)

Votaciones reñidas

A pesar de los altos índices de aprobación y, en menor medida, de unanimidad, en esta legislatura de la Cámara de Diputados se han registrado votaciones un tanto cerradas. A continuación, un recuento de éstas.

El 18 de octubre de 2018 se votó, en lo general, una proposición con punto para exhortar al Ejecutivo Federal, y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para que establezcan un nuevo y justo esquema de determinación del valor de los vehículos usados para su importación. La propuesta fue rechazada (la mayoría de los diputados de MORENA votaron en contra, aunque gran parte de los del PT y del PES no acompañaron esta preferencia colectiva) con 195 votos en contra y 162 a favor. Fue una de las primeras muestras de capacidad de la maquinaria de la bancada del partido en el gobierno al momento de votar.

Punto de acuerdo: exhorto a Ejecutivo sobre valor de los vehículos usados

El 27 de noviembre de 2018 la diputada Aleida Alavez, de la bancada de MORENA, una vez que se aprobó el dictamen en lo general, puso a consideración del pleno de la cámara baja cambios en lo particular sobre la reforma en materia de fuero e inmunidad. La votación fue aceptada, pero, aunque obtuvo una mayoría de votos a favor (280), al tratarse de una reforma constitucional —en la que se requiere una mayoría calificada de dos terceras partes de los presentes— los 171 votos en contra fueron suficientes para rechazar la modificación. Así, las bancadas del bloque en el gobierno, por 24 votos, perdió esa votación, algo que sólo ha ocurrido en esa ocasión.

Reforma: fuero e inmunidad (en lo particular)

En abril de este año se dieron otras dos votaciones plenarias nominales, ambas en lo particular, que resultaron más cerradas de costumbre —aunque al final el resultado fue aprobatorio. La primera ocurrió el 26 de abril, cuando se discutió una reserva sobre una serie de reformas a la Ley del Seguro Social, la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y la Ley Federal del Trabajo, en materia de licencia para padres trabajadores con hijos menores a dieciséis años diagnosticados con cáncer. 212 diputados (208 del Grupo Parlamentario de MORENA y 4 SP) votaron a favor y 177 en contra (oposición más 8 de MORENA, 21 del PT y 23 del PES).

Reforma: Ley ISSSTE (en lo particular)

Posteriormente, el 29 de abril, se discutieron reformas a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro. Se votaron, en lo particular, varios artículos. El resultado: 250 votos a favor (212 de MORENA, 1 del PT, 21 del PES y 10 del PVEM) vs. 192 en contra (incluyendo 12 de MORENA, 25 del PT y 3 del PES). Aunque, al final, como se mencionó, ambas reservas se aprobaron, estas votaciones reflejaron la existencia de muestras de disenso al interior de las bancadas de los partidos que integraron la coalición electoral Juntos Haremos Historia.

Reformas: Sistemas de Ahorro para el Retiro (en lo particular)

Cohesión en votaciones

El Índice de Rice2 es el indicador usual para medir la cohesión en votaciones legislativas. Básicamente es el resultado de dividir la resta de los votos a favor menos los votos en contra entre la suma de los votos a favor más los votos en contra. De esta manera, se genera una proporción para cada votación que captura el número de disensos con respecto al número de votos, en el que el valor de “1” (o, en términos porcentuales, 100%) refleja consenso absoluto y “0” indica una completa fragmentación en el sentido de los votos. A continuación, se presentan los promedios porcentuales de este indicador para las bancadas de la 64º Legislatura. Aunque, como ha venido ocurriendo históricamente, todas votan de manera altamente cohesionada (con un porcentaje de unidad mayor al 95%, menos, por razones lógicas, los diputados que no tienen partido), hay fracciones más disciplinadas que otras. Por ejemplo, MC tiene un score de 99.4%, le sigue MORENA con 99.3% y el PT con 98.5%; las bancadas menos disciplinadas son las del PRD (94%) y el PAN (97%).

Cohesión en grupos parlamentarios, Cámara de Diputados de México (64º Legislatura)

Para tener un análisis más preciso, se hizo un ejercicio similar al anterior, pero, en vez de bancadas, se calculó la unidad en votaciones de dos coaliciones: gobierno (MORENA, PT y PES) y oposición (PAN, PRI, MC y PRD). El resultado: los diputados oficialistas, con .98 de score de unidad, son más disciplinados que los de oposición, con .86. Esto, de nuevo, es consistente con lo encontrado en legislaturas pasadas.3

Cohesión en coaliciones, Cámara de Diputados de México (64º Legislatura)

Por último, se usó una técnica de escalamiento multidimensional de votaciones a través del paquete W-NOMINATE (que usa los postulados de los académicos Poole y Rosenthal).4 Esta metodología se emplea para graficar la distribución espacial de los legisladores a partir de sus votaciones. Se usan dos dimensiones o ejes de referencia y, a partir de votaciones en donde existan desacuerdos (en este caso se usaron 62 votaciones en las que se generaron diferencias considerables), el paquete genera la ubicación de cada diputado. La utilidad, en este caso, es para ver cómo, consistente con los datos de cohesión anteriores, la coalición del gobierno está más unida que en bloque opositor. También muestra cómo hay elementos de MORENA más extremos que otros y cómo los legisladores del PVEM se acercan al espacio de la coalición mayoritaria, además de que algunos legisladores sin partido gravitan en un polo oficialista y otros en el opositor.

Distancia en las votaciones, Cámara de Diputados de México (64º Legislatura)

La intención de este análisis es ofrecer una primera mirada hacia algunos patrones relevantes alrededor de una importante función de nuestros actuales legisladores: la expresión, pública y comparable, de sus preferencias políticas. Al respecto, se siguen observando tendencias históricas del Congreso de la Unión en México, particularmente la disciplina partidista y un alto número de votaciones sin disenso (lo que podría implicar la efectividad de la construcción de acuerdos o, simplemente, la irrelevancia de lo votado). El objetivo, también, es generar elementos empíricos objetivos que puedan resultar útiles para que los representados puedan evaluar el comportamiento de sus representantes. Sobre todo porque en las próximas elecciones federales de 2021, varios de ellos intentarán reelegirse. Para conocer más datos sobre los legisladores en México visita Buró Parlamentario.

 

Julio Téllez del Río
Politólogo por el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México y el CIDE.

Sergio A. Bárcena Juárez
Investigador en la Escuela de Humanidades y Educación del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México.


1 Cabe aclarar que el primer registro de votación de esta legislatura disponible en la Gaceta Parlamentaria es del 13 de septiembre, antes de esta fecha, recién iniciados los trabajos, el pleno de diputados votó de manera nominal, pero esto no se registró en el sistema de votación electrónico, pues no se había definido la distribución de las curules, por lo que se empleó el pase de lista (i.e., “yea” o “nay” de viva voz).

2 Rice, Stuart A. 1921. “The Behavior of Legislative Groups: A Method of Measurement”. Political Science Quarterly 40 (1): 60-72.

3 Ver aquí, por ejemplo

4 Poole, Keith y Howard Rosenthal. 1997. Congress: A Political- Economic History of Roll Call Voting. New York: Oxford University Press.