El presidente tiene otros datos. Estas cifras a modo le sostienen logros al presidente que de otra forma serían imposibles de defender, como cuando en junio de este año sus datos “crearon” casi medio millón de empleos con la inclusión de su programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Así, Andrés Manuel López Obrador hizo frente a la problemática de la disminución de la creación de empleos que ha coincidido con el inicio de su administración, con “otros datos” que incluyeron a beneficiarios de un programa gubernamental que no tienen relación laboral con la empresa que los capacita, cuyos salarios y seguros médicos son pagados con recursos públicos y en el que no existen pagos de cuotas obrero-patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Al presentar este argumento el presidente arguyó, muy a la defensiva, que las “estadísticas se pueden manejar de muchas formas, hay hasta un dicho sobre el manejo de las estadísticas que voy a buscar, a conseguir, que sirven para todo, de acuerdo a como se acomoden" (Guerrero 2019). López Obrador no solo predica esta tesis de ajustar cifras a modo, la aplica para beneficio de él y su presidencia y en ámbitos que van más allá de la generación de empleo.

Desde aproximadamente mediados de este año el presidente ha declarado en varias ocasiones que el robo y tráfico ilegal de combustible o huachicol ha disminuido en un 95% (Rosas 2019). Prácticamente nadie ha cuestionado al presidente sobre este rotundo y apabullante éxito del estado sobre uno de los más recientes y relevantes mercados criminales que se han consolidado en México en la última década. Una importante excepción ha sido el reportero Carlos Loret de Mola, cuya metodología sirvió como pauta para las cifras que se mostrarán a continuación (Loret de Mola 2019a).

El director general de PEMEX, Octavio Romero, declaró anteriormente que el robo de derivados de petróleo promedió 58,200 barriles diarios en 2018 (Solís 2018). Si las declaraciones del presidente son ciertas, el estado mexicano debería contar con un excedente de 55,290 barriles diarios de gasolinas y diesel (95% de 58,200) que deberían reflejarse en las ventas de Petróleos Mexicanos. Sin embargo, este no es el caso y aunque el presidente López Obrador sin duda ha materializado un éxito discursivo con este manejo de las estadísticas “de acuerdo a como se acomoden”, resulta de vital importancia cuestionar esta afirmación y someterla a un análisis técnico más riguroso (aunque al titular del ejecutivo no le parezca o agrade).

Ilustración: Víctor Solís

El robo de combustible ha sido prácticamente eliminado. ¿Por qué no se refleja en las ventas de PEMEX?

Durante los últimos cinco meses del 2018 las ventas promedio de PEMEX de diesel y gasolinas se ubicaron en 1,019,620 barriles diarios. En este punto hago una pausa para recalcar que se considerarán gasolinas y diesel en este artículo debido a que estos hidrocarburos son el principal objetivo de las redes criminales (EnergeA y Grupo Atalaya 2017) involucradas en el Mercado Negro de Combustibles mexicano (MNC). De ser cierta la reducción de 95% anunciada por el presidente, podemos sumar a las ventas de los últimos cinco meses de 2018 aquellos 55,290 barriles diarios de excedente emanados de la estrategia en contra del robo de hidrocarburos. Por lo tanto, las ventas de PEMEX de este “escenario ideal” deberían de ubicarse en 1,074,910 barriles diarios de gasolinas y diesel. Sin embargo, la realidad es otra y nos encontramos con ventas promedio diarias de 996,120 barriles diarios de diesel y gasolinas entre enero y junio de 2019:

Venta de Gasolinas y Diesel Agosto – Diciembre 2018

Venta de Gasolinas y Diesel Enero – Junio 2019

Mes

Miles de Barriles Diarios

Mes

Miles de Barriles Diarios

Agosto

1,058.3

Enero

966

Septiembre

994.1

Febrero

1,006.6

Octubre

1,018.4

Marzo

999.8

Noviembre

1,022.6

Abril

1,016.9

Diciembre

1,004.7

Junio

991.3

Promedio

1,019.62

Promedio

996.12

(Petróleos Mexicanos 2019)

Este escenario ideal colisiona con la preocupante realidad. PEMEX, entre enero y junio de 2019, tiene un faltante de 78,790 barriles diarios de diesel y gasolina con respecto a agosto – diciembre 2018, cuando el presidente y su gobierno dicen estar recuperando (y/o salvaguardando) más de 55,000 barriles diarios que deberían reflejarse en el promedio de ventas. Aunado a este faltante, el volumen de ventas de gasolina Magna, Premium y diesel se ha mantenido prácticamente constante en los primeros cinco meses de este año en los que, en el discurso, el gobierno federal acabó con la inmensa mayoría del robo y tráfico de hidrocarburos en México. Esto descarta la posibilidad de que una caída en el consumo justifique la ausencia de casi 79,000 barriles diarios de combustibles: 

(Secretaría de Energía 2019)

A este argumento podemos agregar el hecho de que los combustibles como la gasolina y el diesel tienen una demanda-precio inelástica en la que el consumo es afectado mínimamente por las variaciones de los precios. Los consumidores requieren tanto de estos productos que los siguen adquiriendo independientemente de lo que cuesten. Loret de Mola (2019b) desechó otras posibles explicaciones que justifiquen este faltante más allá del Mercado Negro de Combustibles como la escasez derivada de la estrategia contra el robo de hidrocarburos lanzada a principios de 2019, un aumento de la importación de derivados provenientes del extranjero o una disminución de la flota vehicular en México. Todo esto indica que este mercado negro ha aumentado mientras el presidente pregona su erradicación.   

La importancia de los precios

Resulta relevante reiterar que esta actividad ilícita se ha consolidado en nuestro país en un periodo de considerables aumentos en los precios de los combustibles y esta situación no ha cambiado en ciertas zonas del país y, en el caso de las variaciones que sí se han materializado, la experiencia internacional apunta a nuevos desafíos y a no caer en triunfalismos anticipados. 

Entre 2011 y 2018, la inflación acumulada en México fue del 36.8% (INEGI 2019). Considerando esto, los precios de la gasolina Magna tuvieron un aumento de valor ajustado a la inflación del 97% durante ese periodo. La gasolina Premium en el norte aumentó 108.4% y 106% en el resto del país. El crecimiento del valor real del diesel fue del 95%. Esto convirtió al tráfico de derivados en un mercado ilícito profundamente lucrativo, dando a diferentes actores criminales grandes ganancias y una creciente demanda para expandir sus operaciones. Esta situación ha presentado ciertos cambios en 2019. Sin embargo, estas variaciones se mezclan con constantes que dan motivos para inquietarse.

En 2018 el litro de gasolina Magna se vendió a un precio promedio de 18.2 pesos, la gasolina Premium tuvo un precio de 19.8 pesos en los estados del norte y 20 pesos en el resto del país, mientras que el diesel tenía un costo de 18.7 pesos el litro (Secretaría de Energía 2018, 44). Para agosto de 2019 los precios promedio nacionales de los combustibles más consumidos en México son:  Magna 19.17 pesos por litro, Premium 20.77 pesos y diesel 20.88 pesos (GasolinaMX.com). Si bien en esta ocasión la problemática de los aumentos presenta un escenario más mixto (la Magna por ejemplo bajó ligeramente), los precios siguen altos y en ciertos casos están aumentando. Esto quiere decir que el incentivo para la existencia de un mercado negro -con una importante demanda por hidrocarburos más baratos- continúa vigente.

A esto se suma un nuevo factor a considerar: el decreto de estímulos fiscales para la zona libre de la franja fronteriza que aplica a 43 municipios por parte del gobierno federal (El Economista 2019). A partir de su implementación los precios de los derivados en esas localidades han bajado considerablemente mientras que en otras zonas del país los precios se mantienen altos. Por mencionar algunos ejemplos:

Precios del Litro de Magna, Premium y Diesel en Municipios Seleccionados Beneficiarios del Decreto de Estímulos Fiscales para la Zona Libre de la Franja Fronteriza

Municipio

Precio Litro Magna

Precio Litro Premium

Litro Diesel

Acuña, Coahuila

$15.29 MXN

$18 MXN

$20.69 MXN

Juárez, Chihuahua

$13.88 MXN

$16.20 MXN

$18.70 MXN

Reynosa, Tamaulipas

$14.20 MXN

$16.50 MXN

$21.20 MXN

Precios del Litro de Magna, Premium y Diesel en Municipios Seleccionados del Resto del País

Municipio

Precio Litro Magna

Precio Litro Premium

Litro Diesel

Benito Juárez, Ciudad de México

$20.40 MXN

$21.65 MXN

$21.49 MXN

Mérida, Yucatán

$19.40 MXN

$20.80 MXN

$21.13 MXN

Puebla, Puebla

$19 MXN

$20.40 MXN

$20.55 MXN

(Comisión Reguladora de Energía 2019)

La experiencia internacional nos muestra que la disparidad interna de precios de combustibles puede ser un incentivo más para la aparición y consolidación de mercados negros. En el caso de Turquía uno de los catalizadores para el mercado negro de hidrocarburos es la disparidad interna de precios producto de impuestos y subsidios (Ralby 2017, 66). Los precios de combustibles en Turquía son relativamente altos, pero disminuyen en el sur del país. Esta situación ha creado las condiciones para el establecimiento de una ruta interna de tráfico de hidrocarburos sur-norte y ha generado también incentivos para el trasiego de hidrocarburos transfronterizo proveniente de Siria e Irak en el sureste (Akyol 2014). Un reporte policial estimó que alrededor de 2.7 toneladas de derivados ingresan de manera ilegal al año representando un costo de 2.5 miles de millones de dólares en impuestos no recaudados. Otro dato que resulta revelador es que entre 2003 y 2007 la tenencia vehicular aumentó 70% mientras que el consumo de derivados solo subió 20% (Seibert 2011). Aquella discrepancia es atribuida al mercado ilegal de hidrocarburos.

En el caso de México, lo ocurrido en Turquía debería generar preocupación entre las autoridades. Como la tabla de arriba muestra —y por mencionar los casos más contrastantes— entre el municipio de Juárez en Chihuahua y Benito Juárez en Ciudad de México hay una diferencia de precio de prácticamente 56% mayor en la alcaldía capitalina por el litro de Magna. Un litro de gasolina Premium es 26% más caro en Mérida, Yucatán que en Reynosa, Tamaulipas. Estas diferencias en los precios advierten de la posibilidad que el mercado ilícito de combustibles se adapte con rapidez y establezca rutas de tráfico desde el norte hacia las zonas centro y sur del país.

Aunado a esto, el trasiego transfronterizo de combustible en nuestro país ya es una realidad. En comunidades cercanas a Guatemala en el estado de Chiapas los pobladores venden el litro de gasolina proveniente de la nación centroamericana por 3.78 pesos menos que en el mercado legal. Uno de los involucrados afirmó, aludiendo al aumento de los precios de los combustibles, que bajo la protección del involucramiento comunitario “el negocio siempre ha existido, aunque ahora más” (Morales 2019).  Este tráfico transfronterizo abre una segunda posibilidad para que el Mercado Negro de Combustibles haga frente a la intervención gubernamental y encuentre nuevas posibilidades de adaptación y crecimiento. Esta combinación de situaciones cambiantes (el aumento de tráfico transnacional, las disparidades en precios nacionales de combustibles) con la constante de los altos costos y la ausencia de casi 79,000 barriles al día remiten a una situación preocupante, no al triunfalismo de los “otros datos”. 

Los faltantes en las ventas de PEMEX, los altos precios -combinados con descensos en la frontera norte- y la experiencia internacional del tráfico en Turquía no son los únicos motivos para cuestionar el “otro dato” del huachicol del presidente. Como veremos en una segunda entrega existen varios argumentos más.

 

Samuel León Sáez

Bibliografía

Guerrero, Claudia. “Defiende AMLO empleo con sus ‘datos’”. Reforma. 20 de junio de 2019.

Rosas, Obed. “AMLO presume menos huachicol, pero dice que aún hay comunidades que lo apoyan”. Expansión. 8 de mayo de 2019.

Loret de Mola, Carlos. “La prueba con datos oficiales de que el huachicol no bajó”. El Universal. 28 de mayo de 2019a.

Solís, Arturo. “Pemex reconoce más pérdidas por robo de combustible durante 2018”. Forbes. 27 de diciembre de 2018.

Petróleos Mexicanos. “Volumen de las ventas internas de productos petrolíferos y gas natural”. Junio de 2019.

Secretaría de Energía. “Petróleos Mexicanos: Volumen de Ventas de Petrolíferos”. Sistema de Información Energética (SIE). 2019. 

Loret de Mola, Carlos. “La prueba con datos oficiales de que el huachicol no bajó (II)”. El Universal. 29 de mayo de 2019b.

Calculadora de Inflación Acumulada. 2019. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Secretaría de Energía. 2018. “Balance Nacional de Energía 2017”. Secretaría de Energía, pp. 1 – 129.

“Precios de la Gasolina en México”. GasolinaMX.com. 25 de agosto de 2019.

“Precio de la gasolina baja en la frontera norte”. El Economista. 1 de enero de 2019.

Comisión Reguladora de Energía. Precios de gasolinas y diésel reportados por los permisionarios. 2019.

Ralby, Ian M. “Downstream Oil Theft: Global Modalities, Trends and Remedies”. Atlantic Council Global Energy Centre. January 2017, pp. 1 – 117.

Aykol, Mustafa. “The truth about Turkey and Islamic State oil”. AL-Monitor. 22 de septiembre de 2014.

Seibert, Thomas. “As economy booms, demand for black market fuel soars in Turkey”. The National. 23 de septiembre de 2011.

EnergeA y Grupo Atalaya. 2017. “Estudio para analizar la problemática de seguridad física en las instalaciones del sector hidrocarburos y emitir recomendaciones para el reconocimiento de costos por concepto de seguridad que la Comisión Reguladora de Energía lleva a cabo en sus procesos de revisión tarifaria”. Mayo de 2017.

Morales, Mariana. “Trafican gasolina desde Guatemala”. Reforma. 21 de mayo de 2019.