Uno de los usos históricos más frecuentes de la arquitectura es el envío de señales: fortaleza, poder y progreso. Empequeñecernos frente a la manifestación física de lo posible (y lo temible). Bajo esa idea, ¿Por qué los países se obsesionan con construir rascacielos? ¿Qué países se obsesionan con ello? ¿Cuál es la señal que quieren enviar? Creemos que los rascacielos son un atajo informativo al desarrollo y que los países que más han fallado en traducir crecimiento en bienestar, son los que más intensamente se embarcan en la tarea de rascar cielos. Los datos sugieren que no andamos tan errados.

Leer completo

De acuerdo a datos del SINAIS, en los últimos cinco años, al menos 518 personas han muerto a manos de policías, soldados o marinos. Creemos que esta es una enorme subestimación: tan sólo en 2011 la base de datos de enfrentamientos publicada por el CIDE reportó 2,107 muertos a manos de autoridades contra apenas 53 del SINAIS.

Leer completo

El periodismo tiene dos trayectos que llevan a un mismo destino. En primer lugar, revela información de utilidad pública. Nos plantea preguntas y nos ofrece respuestas relevantes para lo público, ese espacio colectivo de lo posible, definido entre los derechos ciudadanos y las restricciones al ejercicio del poder público.

Leer completo